Mundo moderno

Últimas noticias sobre finanzas, tecnología, moda y más

¿Cómo quitar un rayón en tu auto?

Un rasguño grande puede hacer que tu automóvil parezca poco atractivo, ya sea que te muevas accidentalmente contra una banqueta, te estaciones junto a un árbol y rayes el costado de tu automóvil o lo golpees de lado en un estacionamiento. Si vives en la CDMX o en el interior del país, aprovecha para conocer los seguros de autos en México.

Si el rasguño llega a través de la pintura al metal, puede aumentar el riesgo de oxidación y daños mayores a tu vehículo. La mejor manera de arreglar pequeños rasguños y rayones es usar pintura de retoque. Aquí te dejamos una guía rápida de lo que tienes que hacer.

Evalúa el daño

Primero, echa un vistazo a los daños en tu automóvil. Dependiendo de la profundidad del rasguño, es posible que debas hacer algunas cosas diferentes. Por lo general, puedes medir la profundidad de un rasguño con solo mirarlo o tocarlo.

Rasguño blanco: un rasguño blanco generalmente significa que el rasguño no penetró la capa transparente de tu automóvil. Por lo general, puedes pulirlo lijándolo en húmedo.

Rayón gris o de color oscuro: un color gris oscuro o negro generalmente significa que la pintura del automóvil se ha raspado por completo. Lo bueno es que no tendrás que volver a imprimar la superficie y la imprimación seguirá protegiendo el metal subyacente de la corrosión.

Rasguño metálico: si el rasguño llega al metal, deberás comprar una imprimación para automóviles y reparar el rasguño lo antes posible para evitar la oxidación.

Puedes encontrar el color correcto de la pintura consultando el manual de propietario. Es posible que tengas que hacer un pedido en línea, si tienes una marca o modelo de auto poco común. La capa transparente se puede comprar en las tiendas de automóviles, al igual que la imprimación.

Limpia y prepara el área

Si tienes un rasguño blanco en tu vehículo, puedes quitarlo siguiendo estos sencillos pasos:

Primero, limpia toda el área del rasguño con tantito líquido para lavar platos y asegúrate de que la zona esté limpia.

Luego, usa un poco de pasta de dientes. La pasta de dientes blanqueadora es en realidad un agente abrillantador. Actúa como un papel de lija húmedo de grano muy fino y es perfecto para pulir pequeños arañazos.

Cubre todo el rasguño con pasta de dientes y púlelo con un paño limpio. Enjuágalo con cuidado. Si solo tuviste un rasguño menor, ¡es posible que ya se haya quitado! Si no, sigue las siguientes recomendaciones.

Aplica una capa de pintura de retoque

Si tienes un rasguño muy profundo, primero tendrás que aplicar la imprimación y dejar que se seque. Una vez que la imprimación esté lista, aplica una capa de pintura de retoque con trazos cortos y uniformes.

La mayoría de la pintura de retoque viene en un bote pequeño con un cepillo incluido, por lo que es seguro que no necesites cepillos o materiales adicionales.

Espera de 30 minutos a una hora para que la capa de pintura de retoque se seque. Luego, repite el proceso hasta que los resultados sean de tu agrado.

Concluye con una capa transparente

Para mayor protección, puedes terminar tu trabajo de retoque con una capa transparente. Esto ayudará a proteger tu auto de los elementos y garantizará que mantengas el mismo brillo que el resto de tu automóvil.

La pintura de retoque es la mejor manera de restaurar arañazos de tamaño pequeño a mediano en tu vehículo. Con solo un poco de conocimiento y tiempo, puedes reparar fácilmente un rasguño y asegurarte de que tu automóvil se mantenga libre de oxidación y corrosión.

También te puede interesar: Errores a evitar para un reclamo de seguro exitoso