Maneras para reducir el estrés financiero

Si te sientes abrumado por administrar tus finanzas, no estás solo. Respira profundamente y considera estos simples elementos de acción para limitar el estrés financiero. 

Hombre abrumado con sus finanzas

¿Qué provoca el estrés financiero?

Para saber cómo solucionar el estrés que te provocan tus finanzas es necesario atacar el problema de raíz, es decir, comienza por hacer un listado de tus gastos y cuáles son los que te absorben más dinero, por ejemplo:

Los gastos hormiga, aunque no se recienten de inmediato, son picos que a la larga afectan a tu bolsillo. Así que si yo fuera tú, sería el primer punto que analizaría para mejorar mis finanzas.

El pago de tu primer auto y de todo lo que conlleva como el seguro, para esto te recomendamos que desde un principio te acerques a las mejores aseguradoras de autos en México y solicites un presupuesto que se adecue a ti.

Otra de las cosas que puede afectarte mucho más de lo que piensas es, el famoso “compre ahora y pague después”, si tú has adoptado estos planes, debes reconsiderar tus decisiones.

En fin, hay muchas razones más que estén provocando tu estrés financiero pero sin más preámbulo, aquí algunos consejos para lograrlo.

1. Tener un plan

Cuando la vida se agita, las listas de verificación ayudan a las personas a mantenerse organizadas para que todo se tenga en cuenta. Un plan financiero se parece mucho a tu lista de verificación.

Resume tus objetivos financieros y tu presupuesto para desarrollar tu plan de juego financiero. ¿Cuánto espacio hay en el presupuesto para ahorrar? ¿Cuánto quieres contribuir a cada objetivo de ahorro? Tener cada gasto y meta (a corto y largo plazo) descritos puede ayudarte a ver la imagen completa y sacar las conclusiones apropiadas.

Además, tener un plan de tus finanzas no sólo te ayuda a reducir el estrés financiero, a su vez logrará un impacto positivo en tu puntaje crediticio.

2. Comunicarte a menudo

Para algunas parejas, la administración del dinero es un tabú. No tiene que ser así.

Si estás administrando conjuntamente tus finanzas con otra persona (un cónyuge, pareja u otro miembro de la familia), configura puntos de contacto regulares para revisar sus ganancias y pérdidas colectivas.

Tener estas discusiones puede reducir el estrés financiero en el hogar, ya que los pequeños problemas pueden abordarse antes de que se conviertan en “dificultades más grandes” que conduzcan a discusiones complicadas.

3. Espera lo inesperado

No hay forma de evitar las bolas curvas que la vida te arroja, ya sea la pérdida de un trabajo, gastos médicos inesperados o reparación de automóviles.

Estos gastos pueden retrasar tu plan financiero si no estás preparado. Tener un fondo de emergencia puede darte la tranquilidad de que si ocurre un gasto inesperado, estarás mejor preparado para cubrirlo.

4. Hacer frente a la deuda

Dependiendo de la magnitud, estar en deuda puede afectar tu estado mental. Prioriza el pago de la deuda en tu plan financiero, no solo para sentirte mejor contigo mismo, sino también para evitar acumular cargos por intereses y pagar más a largo plazo.

¿Estás haciendo malabares con múltiples pagos de deuda? La consolidación de tu deuda podría ayudar a simplificar los pagos de modo que solo tengas que realizar un pago cada mes en lugar de mantenerte al día con varias facturas.

5. Automatizar pagos y ahorros

Seamos realistas: la vida puede volverse agitada. Esto ocasiona que olvides cosas de vez en cuando, ya sea el regalo de cumpleaños de tu primo o el pago de tu factura de cable.

Configurar el pago automático de facturas puede ayudar a aliviar el estrés de recordar pagar las facturas y evitar penalizaciones costosas por pagos atrasados.

Sin embargo, automatizar estos pagos no te permite olvidarte por completo de tus facturas. Aún necesitas tener fondos suficientes en tu cuenta para cubrir otros gastos.

Todos nos preocupamos por el dinero de vez en cuando, pero hay algunos que tienen elevados niveles de estrés financiero pero la implementación de cualquiera de estos elementos de acción simples puede ayudarte a sentirte más en control de la situación.