Mundo moderno

Últimas noticias sobre finanzas, tecnología, moda y más

Cómo proteger la pintura de un vehículo

La exposición solar, los diferentes líquidos tóxicos y la abrasión general pueden dejar su marca en el exterior de tu vehículo. Afortunadamente, existe una variedad de técnicas diferentes para la protección de la pintura. Esta guía te puede servir para mantener el brillo de tu vehículo por más tiempo.

Proteger la pintura de un auto es una preocupación urgente para la mayoría de los propietarios. La pintura es susceptible a daños desde muchos ángulos diferentes. Si vives en la CDMX o en el interior del país, aquí puedes cotizar los seguros de autos en México.

Cómo retocar la pintura de tu auto

La pintura del coche se puede astillar con mucha facilidad. Los escombros en las carreteras y las condiciones climáticas adversas pueden causar estragos en su pintura. Estas astillas rara vez son lo suficientemente importantes como para justificar una nueva pulverización, por lo que si la astilla es relativamente pequeña, puedes usar pintura de retoque para reparar el daño.

En primer lugar, identifica el código de la pintura. Una vez que hayas comprado la pintura y el imprimador correcto, es hora de que evalúes el área que necesita atención. Examina el área dañada para ver si está siendo afectada por el óxido. Si hay algo de óxido, aplica una pequeña cantidad de supresor. Esto debería evitar que continúe desarrollándose.

A continuación, lija con cuidado la zona afectada. Usa un pequeño trozo de lija de agua para trabajar el área afectada y prepárala para la imprimación. Una vez que hayas terminado con el proceso de lijado, debes lavar a fondo el área afectada. Quita cualquier resto de supresor de óxido, suciedad o cera antes de comenzar a aplicar la imprimación.

El imprimador puede ser necesario o no dependiendo de la naturaleza del daño. El imprimador es útil para sellar una superficie metálica contra el óxido y para proporcionar una superficie a la que se adhiera la pintura. También es bueno para rellenar pequeños agujeros e imperfecciones en la superficie del vehículo.

¡Últimos pasos!

Cuando apliques la pintura de retoque, cubre completamente la superficie del área afectada. Debes aplicar la pintura hacia adentro desde los bordes. Una vez aplicada, la pintura nueva no debe ser más espesa que la pintura original en la superficie circundante. Si la pintura de retoque es demasiado espesa, será claramente visible y puede correrse, burbujear o incluso desprenderse.

Una vez que se aplica la pintura nueva, todo lo que queda por hacer es esperar. Deja la pintura durante varios días para asegurarte de que está completamente seca. Luego, encera y pule la totalidad del exterior del automóvil para mezclar en el área recién pintada y lograr un brillo uniforme.

También te puede interesar: Seguro de automóvil basado en el uso